Punción Seca

 

La punción seca consiste en una técnica de tratamiento invasiva realizada por un fisioterapeuta con el objetivo de disminuir el dolor a nivel muscular en un punto gatillo o para la disminución de la espasticidad en aquellos pacientes con lesión de su sistema nervioso.

Un punto gatillo se puede definir como aquella zona hiperritable en el musculo esquelético asociados a nódulos palpables dentro de las bandas tensas, lo cual hace que la fibra muscular pierda su característica de elasticidad.

La espasticidad se define como un trastorno motor caracterizado por un incremento de la resistencia a los movimientos pasivos de los miembros, en personas afectas de síndrome de motoneurona superior, en relación con la velocidad del estiramiento. Se acompaña de una respuesta tendinosa exagerada.

Procedimiento
Para realizar la técnica se utilizaran agujas con una longitud entre los 2.5 y 7 cm de longitud dependiendo la profundidad del tejido.

Antes de introducir la aguja, se deben guardar todas las medidas asépticas, el fisioterapeuta deberá utilizar guantes y limpiar la zona a tratar con alcohol antibacterial.

Una vez ubicado el punto doloroso o la zona con hipertonía (dependiendo el paciente), la aguja penetra en el tejido subcutáneo hacia el sitio de punción. A continuación se deberá realizar un movimiento rápido de entrada y salida, con el fin de evitar daño tisular por el movimiento lateral de la aguja.

Mecanismo de acción
El objetivo de la técnica es encontrar la respuesta de espasmo local, que es una contracción transitoria y fugaz de una banda tensa, como respuesta al estimulo. Es de suma importancia encontrar la REL durante la punción seca, para obtener un alivio inmediato y completo del dolor o para disminución de la espasticidad.

Esta respuesta nos indica que la punta de la aguja ha encontrado los puntos tensos de la fibra muscular y han emitido información suficiente para promover la respuesta motora.

Cuando ya no se obtienen REL, se considera que el punto gatillo ya esta inactivo, por lo que se procede a sacar la aguja de la piel y se finaliza el procedimiento de la punción.

Indicaciones

  • Cervicalgias, dorsalgias, lumbalgias.
  • Lesiones musculares: contracturas, elongación muscular, etc.
  • Tendinopatías.
  • Artrosis
  • Lesiones de hombro: impigement, etc.
  • Dolores de cabeza y cráneo.
  • Paciente con hipertonía o espasticidad.

Contraindicaciones

  • Miedo relativo a las agujas
  • Tratamiento con anticoagulantes.
  • Inmunodepresión
  • Punción sobre zonas de la piel que presenten algún tipo de herida o cicatriz, enfermedades dérmicas como psoriasis o infecciónes, máculas, o tatuajes.
  • Alergia a los metales.
  • Punción profunda en mujeres embarazadas, especialmente durante los primeros 3 meses del embarazo, y después de este periodo, siempre y cuando la zona a tratar pueda afectar al feto.

En Fisioterapia Sinapsis estamos certificados internacionalmente en la aplicación de la punción seca para nuestros pacientes que así lo requieran. Nos encontramos ubicados 100 metros al norte y 100 al este del Banco Nacional de Moravia, San José. Para mayor información llamar al 2236-7991.